Polióxido de metileno (POM)

El polioximetileno (POM), también conocido como acetal o poliacetal, es un tipo de copolímero termoplástico que puede moldearse bajo calor y se clasifica como un plástico de ingeniería semicristalino.

Sus características mecánicas lo hacen altamente valorado para la producción de piezas de alto rendimiento en diferentes industrias.

Su versatilidad lo convierte en una opción popular en aplicaciones industriales y mecánicas, sustituyendo eficazmente piezas y productos de metal.

Este material se moldea principalmente mediante inyección para adaptarse a diversas aplicaciones y existen tanto homopolímeros como copolímeros de acetal.

Ficha técnica

Propiedades destacadas

Conoce sus principales características

  • Facilidad de procesamiento
  • Excelente auto-lubricidad
  • Baja absorción de humedad
  • Gran estabilidad dimensional
  • Alta temperatura de deflexión
  • Excelente rigidez y tenacidad (en pruebas de corto plazo)
  • Gran resistencia a la tensión
  • Resistencia a luz ultravioleta
  • Resistencia a solventes

Variaciones

Descubre la versatilidad del poliacetal (POM)

  • POM-GR-BK-INJ – POM molido, color negro, grado inyección.
  • POM-GR-BL-INJ – POM molido, color azul, grado inyección.
  • POM-GR-MX-INJ – POM molido, mix colors, grado inyección
  • POM-GR-NT-INJ – POM molido, color natural, grado inyección
  • POM-GR-WH-INJ – POM molido, color blanco, grado inyección

POM VIRGEN, COLOR NEGRO, GRADO INYECCION

Aplicaciones por industria

Automotriz

  • Componentes de sistema de combustible
  • Hebillas y mecanismos de cinturones de seguridad
  • Engranaje de dirección
  • Mecanismo elevador de cristales
  • Cerraduras
  • Rejillas de bocinas

Consumo

  • Cuerpos de encendedores de gas butano
  • Clips, broches y zippers de ropa
  • Puntas de bolígrafos
  • Partes de impresoras
  • Estrellas para bicicletas

Industrial

  • Engranes y cojinetes
  • Levas
  • Acoplamientos mecánicos
  • Manijas para extinguidores
  • Impulsores de bombas
  • Válvulas y conexiones
  • Cartuchos
  • Ventiladores
  • Partes para rodamientos
  • Placas y barras
  • Marcos y soportes para máquinas y herramientas
  • Bandas transportadoras

Agrícola

  • Aspersores para jardín

Empaques

Medicina

Construcción

Otros usos del GPPs

Esparcimiento / Deportes

Otros

Contacto

Solícita una cotización para Polioximetileno (POM) según tus necesidades
Estamos disponibles para ofrecerte orientación especializada.

Más sobre Polioximetileno (POM)

El polióxido de metileno (POM), también conocido como acetal o poliacetal, es un polímero termoplástico semicristalino de ingeniería con fórmula química (CH2O)n, que fue descubierto por el químico alemán Hermann Staudinger y Producido inicialmente por la marca comercial DuPont en la década de 1950 y en la década de 1960 por Celanese. En la actualidad, es producido y vendido por otras empresas químicas y se vende bajo diversas formas con nombres como Delrin, Ultraform, Kocetal, Duracon, etc.

Gracias a sus propiedades mecánicas, este material ha demostrado su versatilidad, siendo especialmente utilizado en procesos de inyección. Es una opción útil para fabricantes de componentes de alto rendimiento, siendo un sustituto eficaz de piezas metálicas en diversas aplicaciones industriales y mecánicas.

Según el código de identificación de resinas (Resin Identification Code, RIC), los polióxidos de metileno POM se encuentran clasificados en la categoría siete (7) de plásticos misceláneos.

El POM exhibe una notable resistencia química, lo que le permite interactuar con agentes diversos, combustibles, grasas y aceites, incluso a temperaturas elevadas gracias a su punto de fusión. Dispone un buen comportamiento de deslizamiento y de desgaste. Además, su permeabilidad a los gases y vapores y de sustancias orgánicas, es baja.

Su combinación única de baja fricción lo convierte en un plástico de alta resistencia a la fluencia, rigidez y a la degradación por oxidación térmica. Esto lo convierte en una elección ideal para sustituir piezas metálicas, con un amplio rango de temperatura de operación (-40°C a 120°C) y resistencia química.

La resina de POM se obtiene mediante la polimerización de formaldehído o trioxano, utilizando metanol como materia prima inicial, lo que contribuye a una relación favorable entre desempeño y costo. Entre los tipos más comunes de POM se encuentran el homopolímero y el copolímero.

El homopolímero (POM-H) destaca por sus propiedades mecánicas a corto plazo, mayor tenacidad y rigidez, manteniendo su resistencia mecánica cerca de su punto de fusión de 175 °C. Es susceptible al ataque alcalino y es más susceptible a la degradación en agua caliente. Debido a su mayor cristalinidad, el POM-H tiene una densidad, dureza y resistencia ligeramente mayores.

Por otro lado, los copolímeros (POM-C), obtenidos por copolimerización de trioxano con co-monómeros, ofrecen estabilidad térmica y resistencia a ambientes alcalinos fuertes, siendo preferibles para aplicaciones que requieren servicio a largo plazo a altas temperaturas o resistencia al agua caliente y tienen una mayor resistencia química y un punto de fusión más bajo que el POM H.

El POM, o polioximetileno, es un tipo de plástico de ingeniería ampliamente utilizado en diversas aplicaciones debido a sus excelentes propiedades mecánicas y resistencia química. También se conoce comúnmente como acetal o poliacetal.

Este polímero termoplástico de ingeniería se caracteriza por su alta dureza y resistencia al desgaste y al impacto, este comportamiento lo hace adecuado para una variedad de aplicaciones industriales.

El acetal exhibe una baja fricción, estabilidad dimensional y resistencia química, lo que lo convierte en una elección común para la fabricación de piezas y componentes que requieren resistencia mecánica y durabilidad.

Además, los homopolímeros y los copolímeros (POM) son conocidos por su capacidad para retener sus propiedades físicas en un amplio rango de temperaturas, lo que lo hace útil en entornos que experimentan variaciones térmicas.

El plástico o polímero acetal pertenece al grupo de los termoplásticos. Se caracteriza por su alta resistencia mecánica y dureza. Hay pocos materiales que superan la alta dureza de la superficie.

Se utiliza ampliamente en la producción de diversas piezas industriales. Químicamente denominado polióxido de metileno o polioximetileno (POM), es una resina con notables propiedades, como buen deslizamiento, resistencia a disolventes, durabilidad a largo plazo, etc. Debido a su termoestabilidad tiene la capacidad de soportar altas temperaturas térmicas.

Además, presenta una buena estabilidad dimensional y bajos coeficientes de fricción, facilitando su procesamiento. Estas cualidades hacen del acetal una elección destacada en diversas aplicaciones industriales.

¿Cómo se fabrica el acetal?

El polioximetileno (también conocida como resina acetálica) es un material de buena resistencia que se utiliza ampliamente en la fabricación de piezas de precisión para diversas aplicaciones.

En sectores como la ingeniería, la electrónica y la automoción, se fabrican componentes como: aparatos, engranajes, frenos de seguridad, grifos, planchas, cuchillos, sistemas de deslizamiento, cadenas, mangos, bandas transportadoras, dispositivos médicos, cauchos termoplásticos, ruedas dentadas, tubos, cierres, rodillos, carcasas de carretes giratorios, rodamientos, así como otros elementos y accesorios de maquinaria y vehículos incluidos los de tracción.

A menudo se usa para piezas mecanizadas que no requieren la resistencia del aluminio, como manijas y pernos alternativos. También se utiliza en plásticos modificados con fibra de vidrio.

Su versatilidad, que combina alta rigidez, resistencia al desgaste, a la fatiga y una buena estabilidad dimensional, hace que el acetal sea esencial para el diseño, producción y uso de componentes duraderos y funcionales en una amplia gama de aplicaciones, procesos y áreas industriales.

Entre las diversas ventajas del hopolímero y copolímero (polioximetileno o acetal) se encuentran las siguientes:

  1. Alta rigidez.
  2. Mayor cristalinidad.
  3. Buena resistencia al desgaste, presión y abrasión.
  4. Estabilidad dimensional.
  5. Capacidad para resistir productos químicos, como ácidos, adhesivos, etc.
  6. Tolerancia a diversos niveles de temperaturas.
  7. Versatilidad en procesos de fabricación como moldeo por inyección y extrusión.

Gracias a estas características, hoy se fabrican piezas de resina acetálica para usos muy variados, es un material o componente de valor para la producción y uso de componentes duraderos y eficientes en diversas aplicaciones industriales.

Scroll al inicio
¿Cómo te podemos ayudar?